domingo, 17 de noviembre de 2013



Me encanta el invierno, y si tuviera que imaginar que hacer una tarde de domingo seguramente pensaría en pasarla en un spa; En este caso he elegido una piscina climatizada de un chalet a 10km de Almería.
Un espacio sobrio y elegante que tiene como único mobiliario un par de tumbonas de ratán y mesas auxiliares todo de la firma sky line, en la pared pareja de oleos de Noa Tay.

¨Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante¨.
         Paulo Coelho
 


2 comentarios:

  1. Os aseguro que es una absoluta maravilla la casa entera... Un olè por la decoradora!

    ResponderEliminar